Alimentos Funcionales

AEFI, en su filosofía de ayudar a sus asociados en el área de formación, ha promovido el pasado 1 de junio un curso subvencionado para sus asociados denominado “Alimentos funcionales, ¿somos lo que comemos?”.

En esta ocasión AEFI ha salido de la formación más técnica para entrar en un campo más próximo a aquello que puede aportar datos útiles a sus asociados para mejorar sus hábitos de vida y hacerla más saludable.

Los alimentos funcionales, desarrollados a partir de los años 80, cada vez más, forman parte de nuestra dieta. En la primera y segunda parte se hizo un repaso de cómo apareció el concepto de alimento funcional y cómo fue evolucionando a lo largo de los años, qué son, cómo se dividen según su naturaleza y cómo se obtienen, además de una revisión de las principales líneas de trabajo e investigación actuales en las cuales se desarrollan este tipo de alimentos.

En la tercera parte se hizo un repaso de la legislación que los ampara y se explicó en qué consisten las reivindicaciones nutricionales, los diferentes tipos de reivindicaciones, los organismos que las regulan y cómo se realiza el proceso de autorizarlas o rechazarlas.

En base a estas reivindicaciones se vio cómo se pueden promocionar para que el consumidor conozca sus beneficios pero, a la vez, para que esté protegido de mensajes engañosos.

También se hizo un repaso de aquellos claims basados en la ausencia de un nutriente, los clásicos “SIN…”, explicando la diferencia entre la pertinencia o no de este tipo de mensajes y la necesidad de evitar promocionar lo obvio solo con fines comerciales y no informativos para el consumidor.

Por último se vieron las diferencias de los alimentos funcionales con otros grupos, como los complementos alimenticios, los nutracéuticos o los nutricosméticos, cada vez mas presentes en nuestras dietas.

Un turno de preguntas y comentarios, cerró el curso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *